SERGIO CONCHA, DETRÁS DEL LENTE

Periodista y fotógrafo. Sergio Concha se confiesa con Artcano como un amante eterno del arte gráfico. Un estrecho lazo que perpetuó en fascinantes imágenes cargadas de emotividad y cruda realidad. La misma que hoy pone en jaque su pasión, pero que a pesar de la magnitud de su enfermedad se niega a abandonar el arte que tanto ama.

sergioconcha.jpgAlgunos pueden pensar que cargar una cámara fotográfica es algo fácil. No lo es, porque cargarla es fruto del amor, un apostolado con la realidad, con el deber ver.
Sergio Concha cargó su cámara dejando testimonio del espectáculo y la cultura. Este personaje carismático es un apasionado hombre del periodismo y la imagen del norte.
Muchos de ustedes lo vieron recorriendo teatros, eventos históricos y momentos que no se olvidarán.

Hay personas en la vida que dejan huella. Este es al caso más desgarrador. Compartir el amor por algo tan sutil y tan sublime como la fotografía, nos provoca escribir estas líneas.

Algunas veces la vida nos enfrenta a momentos difíciles. Bien es sabido que este viaje a la realidad está lleno de altibajos, de dulces y amargos sabores, y de pruebas difíciles de sortear. Sergio Concha sabe mucho de aquello. Tras años de estar detrás del lente de su cámara inmortalizando memorables momentos de nuestra cultura, hoy la vida le ha puesto una dura prueba, una que amenaza arrebatarle su vital pasión por el arte fotográfico, tarea que desempeñó con gran calidad en las páginas del diario El Mercurio de Antofagasta, como jefe de espectáculos y destacado editor del suplemento Sabella.

“Capturar el alma de una persona, el momento, el instante, el segundo”, con estas palabras define la fotografía Sergio Concha Gamboa. Periodista de profesión y fotógrafo apasionado. Hace un par de años le detectaron un carcinoma neuro-endocrino. En aquel entonces se desempeñaba como reportero de la estación local de Canal 13 en Antofagasta y dicho diagnóstico no afectó su rol permanente como comunicador.

Lamentablemente a principios del presente año, su situación dio un giro inesperado. La enfermedad arremetió por sorpresa. Una trombosis terminó inmovilizando su brazo derecho, obligándole a dejar las calles para dedicarse a los trabajos administrativos dentro del canal. Pero eso no fue todo. La vida de Sergio sufrió un revés aun peor, porque la pérdida de su brazo derecho, no sólo le impidió dejar el reporteo periodístico sino también, le significó abandonar lo que él más ama, la fotografía.

Un artista que considera su inicio en el arte fotográfico, mediante la primera foto que le tomaron cuando apenas pisaba la vida. Tiempo después, a los quince año, recibió el preciado obsequio que le cambiaría su existencia, su primera cámara fotográfica.

Ahora, sentado en un sillón reflexiona. Ya no puede sostener su vieja cámara como de costumbre. Al mismo, tiempo confiesa lo difícil que ha sido aceptar esta nueva realidad, la que cambió de manera radical su diario vivir, “…esto fue un golpe fuerte, perder parte de mí vida, morir en vida…”.

Sergio recuerda con emoción en sus ojos, una de sus anécdotas. En medio del concierto de Roger Waters en Santiago, obtuvo las mejores fotografías del medio periodístico acreditado con su cámara análoga y lente teleobjetivo de 100 mm. Superando incluso a los sofisticados equipos de la prensa santiaguina.

Hoy hace esfuerzos por mostrarnos sus mejores fotografías, captadas en distintos eventos del ámbito artístico. Imágenes que evidencian el hilo conductor de su estilo. Sus fotos gritan, exhalan rock and roll, estilo musical presente en cada una de las imágenes que ahora descansan inmortalizadas en grandes cuadros.

A este hombre amante de la fotografía periodística, sólo le queda un sueño por cumplir: capturar en imágenes el Parque Nacional Torres del Paine. Un anhelo que de seguro alcanzará pronto, pese a que diariamente enfrenta las dificultades de la vida con perseverancia y entereza.

Después de ver su arte, es fácil recordar lo pequeño que somos en el mundo. A su vez esta historia nos obliga a observar y valorar cada momento, cada segundo. Desde hace muchos años que Antofagasta tiene un maestro del periodismo cultural. No ese de la farándula simplona y barata de un país en decadencia.

Sergio Concha, un hombre no sólo de letras. Un comunicador de arte integral, que sigue vivo en sus trabajos, en su páginas escritas con tinta de sangre, sudor y ternura, pero más fielmente, de imágenes sin palabras.

Por Patricio Aguilera G. y Glenn Arcos M.

 

Anuncios

13 comentarios

  1. Claudia

    a 18 días de la publicación de este articulo el cual considero precioso, lamento comunicar abiertamente al sitio sobre el lamentable fallecimiento de don sergio hoy por la tarde.

    noviembre 20, 2007 en 11:22 pm

  2. Tamara Matus

    Me acaban de mostrar el diario con la noticia,no lo creí bien,llegué a este blog y aunque no creo haberlo conocido en persona o muy cercanamente,me duele ver que perdemos a personas grandes de nuestra ciudad,pero bueno el siguió hasta el final luchó harto y por eso es un ejemplo,no puedo expresar bien lo que siento,pero es pena y alegría,alegría porque fue un gran tipo,fuerte y un ejemplo,no cualquiera es un ejemplo y la pena que siento es por su partida,quizás no es un personaje de masas pero si una buena persona,ahora debe estar sacando las mejores fotos.Saludos

    noviembre 22, 2007 en 1:17 am

  3. Freddy Soto

    Enterarme de esta noticia, sobre todo en estos momentos en que –erróneamente- se llega a pensar que nada podría ser peor, es algo muy triste, terriblemente triste…
    Conocí a Sergio, a finales de los ochenta, años en que nos movía una pasión común, la música, el rock especialmente, él fue, sin lugar a dudas una de las pocas personas que ha apoyado tan incondicional y desinteresadamente el desarrollo de las bandas de rock de Antofagasta. Su partida, duele profundamente, pero consuela pensar que todos quienes le conocimos y llegamos a apreciar, sabremos mantener viva su memoria a través de su tabajo y su obra..

    Antofagasta, Noviembre 22 de 2007

    noviembre 22, 2007 en 6:21 pm

  4. Estaba hoy conversando con un amigo sobre lo mal que lo hemos pasado acá e n el norte, por e l terreno y me dice d e pronto el fallecimiento de Sergio, fue un golpe fuerte, sabia que estaba enfermo , a comienzos de los 90 lo conocí cuando estudiaba periodismo, compartimos intereses musicales, políticos y literarios, una gran persona, un gran hombre en palabras de Bertolt Brecht “…hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles…”

    noviembre 22, 2007 en 7:45 pm

  5. Hector Ocampos Colina

    Conoci a Sergio desde que tengo uso de razon, eramos compañeros del Colegio San Luis, por este medio envio un fuerte abrazo y un calido beso a todos sus seres queridos

    noviembre 25, 2007 en 12:44 am

  6. Ricardo y Ana María

    A nuestros amigos Pilar y Rual Concha, nuestro pesar por el fallecimiento de Sergio, a quien conocimos fugazmente, un poco más que un flash. Somos todos de fotógrafos en la familia y por ello conocemos el alma de estos seres que en sólo un instante perfecto saben captar – para transmitirnos – lo que los demás no vemos. El está mejor ahora, ya pasó su prueba. La nuestra todavía no termina, pero vamos para allá. Ya nos encontraremos todos. Un abrazo de Ricardo y Ana María.

    noviembre 27, 2007 en 10:39 am

  7. evelyn paola vega trigo

    conoci a sergio concha cuando estudiaba periodismo, pues era pololo de su hoy esposa danna, no comparti mucho con el , sin embargo senti mucho la noticia de su partida. fui companera de carrera de su esposa y para ella hoy un beso y un abrazo fuerte. suerte sergio, ahora estas descansando pero, no dejes de sacar tus maravillosas fotografias desde ese lugar maravilloso en que ahora seguro estas

    noviembre 28, 2007 en 10:22 pm

  8. Lorena Martínez

    Sergio Concha Gamboa es un nombre que giraba en mi cabeza desde hace tiempo. Sólo a través de este sitio pude conocer quien era la persona por la que se pedía en oración cada misa de la Parroquia Madre de Dios. Un sentimiento triste, pero a la vez noble me invade. Triste porque no tuve la oportunidad de conocer a un periodista que amara con pasión no sólo su carrera como tal, sino la vida misma, rescatando su belleza a través de la fotografía. Y noble porque aunque no lo conocí, estuve cerca de él cada domingo.
    Valiosa columna.
    Q.E.P.D

    diciembre 5, 2007 en 10:27 pm

  9. Una persona soñadora y con ganas de que las cosas resulten, siempre con la fuerza de el corazón, hablaba, escribía siempre desde el corazón, luchador, siempre lo recordaré como un gran hombre, creo que las fotografías con ojo de pescado siempre me recordarán el nombre de Sergio Mauricio Concha Gambóa

    diciembre 12, 2007 en 1:04 am

  10. Patricio Iglesias

    Muy bueno el artículo. Retrata al Sergio que yo conocí en el San luis por medio de su hermano Daniel y luego en la U Santos Ossa.
    Sergio Concha fue una persona creativa, buena persona y con un gran talento. Para mí uno de sus trabajos más importantes fue el video que grabó en 1991 sobre el aluvión de Antofagasta. Este trabajo fue hecho por Sergio cámara al hombro y el libreto realizado por Pablo Matamoros.
    Me extraña que siendo uno de los testimonios valiosos de esa tragedia, no existan copias de este trabajo. Ojalá lo puedan recuperar, pues para mí es uno de los aportes valiosos que dejó Sergio, junto a sus fotografías y sus escritos culturales en la Sabella.
    Sergio vive en el corazón de quienes compartimos con él y cada vez su figura se alza como la de una gran persona, que nunca negó una mano a nadie. Así lo demostró hasta su último día en este mundo.

    marzo 6, 2008 en 9:15 pm

  11. catita

    ola tio lo extraño

    marzo 20, 2008 en 8:03 pm

  12. angel lattus

    Como me duele amigo recordarte en los momentos que comparto la creación con mis compañeros del teatro. Aún siento tu presencia motivadora, después de tantos años que te fuiste. Añoro tus paalabra de aliento y tu gran apoyo para salir adelante en cualquier empresa creativa respecto del arte teatral. Tu consejo sincero. tu apoyo incondicional. Tu sinceridad para alentar seguir adelante. Tu entrega por tus obras. Como añoro tu revista Sablla. Sergio amigo estás aquí siempre en este tierra árida y dura. Tu recuerdo insta a seguir luchando por una Antofagasta llena de cultura. Música Teatro, Pintura. Literatura. Poemas que canten como somos los nortinos , pampinos y antofagastino. Sergio sigue aquí con nosotros se advierte tu sentido artístico y humano del amigo que no se olvida y que siempre entregó la amistad sincera.

    agosto 9, 2010 en 6:10 pm

  13. hello there and thanks in your info – I’ve

    definitely picked up something new from proper here.
    I did on the other hand experience some technical issues the use of

    this web site, as I experienced to reload the site a lot
    of times previous to I may get it to load correctly. I

    had been considering in case

    your web hosting is OK? Now not that I’m complaining, but sluggish loading instances instances will sometimes have an

    effect on your placement in google and could injury your high-

    quality ranking if ads and ***********

    abril 26, 2013 en 2:35 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s